Activistas traen cenizas de migrantes mexicanos que murieron en EU por covid-19

 Repartieron comida de casa en casa. Recaudaron miles de dólares para familias migrantes que se quedaron sin nada en plena pandemia de COVID-19. Acudieron a vigilias de víctimas del virus.

Y esta semana tres activistas mexicanos que viven en Nueva York hicieron algo más: tomaron las cenizas de dos compatriotas migrantes que fallecieron de coronavirus en Brooklyn y las llevaron a sus padres en zonas remotas de México.

Los tres decidieron ayudar así a dos familias en duelo por el fallecimiento de sus hijos en Nueva York, quienes llevaban años enviando remesas para ayudar a sus padres en México.

“Queremos acompañar a las familias en este proceso y que no se convierta nuestra comunidad sólo en un número más, un número de pérdidas por covid, sino realmente denunciar la situación tan complicada que vive la comunidad latina en los Estados Unidos”, agregó Kourousias desde México.

Los activistas -Kourousias, Angelo Cabrera y Juan Carlos Ruiz- tomaron un vuelo con las urnas porque familiares y amigos en Estados Unidos de ambos fallecidos no contaban con autorización para vivir en ese país y si van a México les costará regresar a Nueva York.

Ruiz, otro de los activistas, organizó una colecta para juntar dinero para la familia y logró que personas se comprometieran a enviarles algo de dinero mensualmente. El pastor dijo que su viaje es una denuncia al sometimiento que hacen los gobiernos de los trabajadores migrantes.

“No se reconoce la dignidad de la persona. El migrante sí produce, sí es esencial, pero termina siendo invisible”, dijo. “Venimos a denunciar esa situación, esa vulnerabilidad de nuestra gente, pero a la misma vez esa condición endémica de invisibilidad, de injusticia en contra de nuestras comunidades desplazadas”.

Ruiz es el sacerdote de la iglesia luterana El Buen Pastor en Brooklyn y Cabrera es un investigador en temas migratorios para Baruch College. Los tres activistas, que financiaron el viaje con su propio dinero, llevan años dedicados a ayudar a la comunidad hispana en Nueva York.

Los mexicanos de la ciudad presentaron un alto nivel de defunción debido al COVID-19: según datos del gobierno mexicano, al menos 775 han muerto en la urbe desde inicios de la pandemia. El gobierno de México organizó dos vuelos de repatriación de cenizas desde Nueva York en los últimos meses: uno transportó 245 urnas y el otro 81. Ambas repatriaciones se realizaron sin costo para los familiares de los fallecidos.

Muchos mexicanos que trabajan informalmente en restaurantes o en el sector de la construcción se quedaron sin empleo en los últimos meses debido a que la pandemia forzó el cierre de muchos negocios.

Los tres activistas viajaron a México el 25 de septiembre y planean regresar este sábado.

Entregaron las cenizas de Claudio Maldonado, de 30 años, a sus padres en Tlapa, Guerrero.

Maldonado trabajaba en la cocina de un restaurante y falleció en abril. También entregaron la urna de Reneé Gordillo a su familia en Oaxaca. Gordillo también trabajaba en un restaurante y murió el mismo mes.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha calificado a los migrantes mexicanos que trabajan en Estados Unidos como “héroes” debido al alto nivel de remesas que han enviado al país durante la pandemia.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede usar estas etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>