Advertencia:La ivermectina no debe ser usada para el tratamiento de COVID-19

Un estudio reciente informó que la ivermectina se utilizó con éxito in vitro para el tratamiento del SARS-CoV-2 en células infectadas experimentalmente y dos publicaciones preimpresas sobre estudios clínicos observacionales informaron la aparente utilidad de la ivermectina para tratar pacientes con COVID-19 que requirieron ventilación mecánica. Ninguno de estos estudios fue revisado por pares ni publicado formalmente y uno de ellos fue retirado posteriormente.
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) compiló una base de datos de evidencia de posibles terapias para COVID-19, para la cual se realizó una revisión rápida de todos los estudios humanos in vitro (laboratorio) e in vivo (clínicos) de COVID-19 publicados de enero a mayo de 2020.

La revisión concluyó que los estudios sobre ivermectina tenían un alto riesgo de sesgo, muy poca certeza de evidencia y que la evidencia existente es insuficiente para llegar a una conclusión sobre sus beneficios y sus daños. Aunque la efectividad de la ivermectina se está evaluando actualmente en varios estudios clínicos aleatorizados, debe enfatizarse que la Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyó la ivermectina del estudio “Solidarity” , por ella copatrocinado, un esfuerzo para encontrar un tratamiento efectivo para COVID-19.
La declaración del Comité de Expertos de Mectizan® (ivermectina) sobre la eficacia potencial de la ivermectina en COVID-19, enfatizó que los resultados de eficacia de la ivermectina para reducir las cargas virales en cultivos de laboratorio, a niveles de dosificación muy superiores a los aprobados por la FDA para el tratamiento de las enfermedades parasitarias en humanos, no son suficientes para indicar que la ivermectina será de beneficio clínico para reducir las cargas virales en pacientes con COVID-19.
Chaccour y col advierten contra el uso de hallazgos in vitro como apenas un indicador cualitativo de eficacia potencial y enfatizan que “se necesita la debida diligencia y revisión regulatoria antes de probar la ivermectina en la COVID-19”.
A pesar de todo lo anterior, la ivermectina se está usando incorrectamente para el tratamiento de COVID-19, sin ninguna evidencia científica de su eficacia y seguridad para el tratamiento de esta enfermedad .

Para empeorar las cosas, la ivermectina inyectable en formulación para uso veterinario se ha utilizado erróneamente para el tratamiento de COVID-19.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede usar estas etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>