Autoconciertos encienden motores en la era del Covid

Antes de la pandemia los autoconciertos no eran espectáculos comunes, pero ahora, en el intento por recuperar la normalidad, este ha sido un recurso de artistas de distintos géneros, quienes apuestan por retomar el disfrute de la música en vivo desde un coche y en sana distancia.

Para algunos, esta modalidad no es tan conveniente, sobre todo en lo económico, así lo comentó Jorge D’Alessio, quien considera que la inversión en estos shows es mayor a la ganancia que se obtiene.

“Un autoconcierto requiere del doble de equipo con muy poca capacidad de entrada”, afirmó el cantante. “Necesitas una producción con el triple de audio, el doble de pantallas y eso le reduces a 2 mil personas, es muy complicado”, expresó D’Alessio, vocalista de la banda de covers Matute.

Eddie Schartz, director del Festival de Jazz de Polanco, concuerda, pero es optimista en que esta es una forma de que los espectáculos progresen.

“Nos está tocando de nuevo la diversidad y la sensibilidad de poder disfrutar de frente diferentes cosas, otra clase de convivencia”

EDGAR OTERO Bajista de DLD

“Es un gran esfuerzo y no es redituable, nos está costando a todos, tanto a la producción como a los músicos y cantantes, pero de lo que se trata es de salir al aire y que todos estemos de vuelta”, afirmó el productor.

Mientras tanto, recintos como el Foro Pegaso, el Parque Bicentenario y la Arena Ciudad de México han experimentado con este formato. El 8 de octubre Benny Ibarra, María León y Paty Cantú inaugurarán los autoshows en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Para esta modalidad, han decidido juntar varias bandas en cada presentación con la intención de atraer a más público. El viernes DLD, Rebel Cats y Los Claxons harán una mezcla de pop, rock y rockabilly.

“Es una especie de festival cortito que quizá en la antigua normalidad no hubiéramos podido tener, nos está tocando de nuevo la diversidad y la sensibilidad de poder disfrutar de frente diferentes cosas”, dijo Edgar Otero, bajista de DLD.

En cuanto al público, habrá consideraciones que tomar si deciden vivir esta experiencia. Los boletos se adquieren de forma digital y son escaneados al llegar, hay revisión de cajuelas y servicio de alimentos hasta la ventanilla. Los conductores no pueden consumir alcohol y ahora la experiencia integra hasta seis personas en cada auto, incluyendo niños

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede usar estas etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>