China hará nueve millones de pruebas a toda una ciudad tras detectar doce casos de COVID-19

El hospital donde se detectó el foco ha sido clausurado y los edificios en los que residen los afectados, confinados

Las autoridades de la ciudad oriental china de Qingdao anunciaron que someterán a sus más de 9 millones de habitantes a pruebas del coronavirus SARS-CoV-2 después de que en las últimas horas se diagnosticaran 12 positivos, 6 de ellos asintomáticos.

De esos 9 nuevos infectados (inicialmente, 4 casos confirmados y 5 asintomáticos), 8 de ellos son pacientes o cuidadores del Hospital Municipal de Dolencias Pectorales de Qingdao, mientras que la persona restante es un familiar de uno de ellos.

Según la Comisión Municipal de Salud de Qingdao, uno de los contagiados es un taxista casado con una enfermera del hospital. Además de clausurar el hospital y confinar los edificios donde viven los afectados, las autoridades han lanzado una campaña de testeo masivo que se prolongará cinco días y pretende abarcar a sus más de nueve millones de habitantes. 

Por ahora, las pruebas realizadas a los casi 162.000 empleados y pacientes de hospitales de la ciudad han dado negativo. El rebrote se ha detectado justo después de que termine la conocida como «semana dorada», uno de los periodos vacacionales más importantes del país en el que se registraron más de 600 millones de viajes internos.

De acuerdo con la Oficina Municipal de Cultura y Turismo local, esta apacible urbe de la provincia de Shandong, famosa por ser hogar de la cerveza Tsingtao, recibió estos días unos 4,5 millones de viajeros durante ese periodo. No es la primera vez que Qingdao es noticia por el virus.

 A finales de septiembre, se supo que dos estibadores del puerto de la ciudad eran asintomáticos tras descargar paquetes de pescado congelado con trazas de coronavirus en ellos. Ahora, Pekín está aplicando en Qingdao la receta que tan buenos resultados le ha dado en ocasiones anteriores.

Primero fue la urbe de Wuhan, zona cero de la pandemia, donde sometieron a dos meses y medio de estricto confinamiento a sus once millones de habitantes.

 Más tarde, las autoridades han seguido las mismas pautas allá donde haya surgido un brote, ya sea la mastodóntica capital del país , la pequeña ciudad fronteriza con Rusia de Suifenhe o las urbes de Harbin, Dalian y Urumqi, capital de la región de Xinjiang.

 Con este modo de actuar, el país ha conseguido extirpar casi por completo el patógeno de dentro de sus fronteras, donde la población puede llevar un estilo de vida muy similar al de antes del estallido de la crisis.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede usar estas etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>