Dormir poco y mal detona enfermedades

Acapulco, Gro, a 12 de febrero del 2020.- Dormir bien no significa ser “flojo”, de hecho el organismo humano está diseñado para descansar un tiempo adecuado, de esta manera el cuerpo responde cuando le toca estar activo y producir energía.

Y es que dormir menos, aseguran los especialistas, se ha vuelto una costumbre en sociedades modernas, debido a condiciones médicas, trastornos del sueño, exigencias laborales y escolares, ademas de diversas responsabilidades y por el hecho de que la tecnología y la conectividad, atrapan a un gran sector de la población, permaneciendo hasta altas horas de la noche y la madrugada sin dormir.

La falta de sueño impacta de manera negativa al desarrollo de nuestras actividades cotidianas, y, si es crónica, acelera el surgimiento de enfermedades metabólicas y reduce la expectativa de vida, dijo el doctor Reyes Haro Valencia, presidente emérito de la Sociedad Mexicana de Investigación y Medicina del sueño.

Indicó que limitar las horas de sueño, tiene efectos negativos en la cognición, que es la facultad de procesar la información que recibimos todos los días.

Explicó que dormir menos es común entre los jóvenes, quienes están cada vez más al pendiente de su celular o tablet, conectados con otras personas en las noches y madrugadas, lo que origina una reducción del sueño, y se manifiesta en baja productividad durante el día.

El especialista, expresó que la gente piensa que puede acostumbrarse a dormir menos tiempo del requerido, sin embargo hacerlo implica que no existirá una restauración apropiada de los sistemas neuronales.

Dormir bien y el tiempo suficiente significa que nuestro cerebro se nutre y funciona mejor, se recupera al soñar, y no hacerlo impacta de manera negativa en el desarrollo de nuestras actividades cotidianas, puesto que al día o los días siguientes, hay cansancio y lentitud.

Reyes Haro indicó que, en el país, aproximadamente 40 millones de personas sufren trastornos del sueño y hoy en día se conocen 20 causas asociadas al insomnio, entre ellas estrés, estilo de vida, exigencias diarias y la apnea (se presenta más en personas con sobrepeso u obesidad, y al roncar, se despiertan constantemente por las noches).

La pregunta clave es: ¿cómo dormir bien? El especialista detalló que los adultos, deben hacerlo a partir de las 23:00 horas, y despertar a las 7:00 u 8:00 del día siguiente, mientras que para tener un sueño profundo, recomendó ubicar la posición favorita, sentir el flujo de la respiración a partir de la nariz y con los ojos cerrados, con la mayor oscuridad posible.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede usar estas etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>